Existen tantas corrientes de lo que se ha dado en llamar coaching, casi como tantas personas que se dedican a esta actividad. Todas coinciden en el establecimiento de una relación cara a cara o grupal con el fin de proporcionar entrenamiento a personas que necesitan mejorar o cambiar sus performances profesionales, laborales o vitales. Es un concepto en pleno desarrollo y evolución. ( pese al  alto grado de ingerencia de aspectos propios del campo de la psicología no existen exigencias curriculares para su práctica.)

Aquí  hemos acotado las intervenciones de coaching al mundo del trabajo y con especial atención a los profesionales del gerenciamiento y las actividades liberales.

Definimos nuestro estilo como ESTRATEGIAS DE COACHING ya que cada caso en particular requiere el armado de un dispositivo especifico. Comprendiendo que la metodología implica el uso de herramientas básicas como son entrevistas y tareas dentro de un marco relacional y en tiempos definidos.

Buscando el desbloqueo de las limitaciones intrapsíquicas, aumentando la inteligencia emocional y favoreciendo las relaciones con el entorno. Todo en la búsqueda de la optimización de los recursos propios, el coach no entrega nada que no tenga la persona que entrena no tenga, solo facilita el desarrollo de su potencial