El burn out, como otros términos se van cargando de diversas significaciones. Pero en sentido estricto podemos ubicarlo como un concepto que se aplica al estrés en el ámbito laboral. En su origen fue utilizado para describir sintomatologías que aparecen en personal de servicios de emergencia que habitualmente colaboran en situaciones de crisis (bomberos, defensa civil, ambulancieros, médicos emergentologos etc). en los que luego de situaciones de intervenciones profesionales comenzaban a tramitar síntomas psicológicos, somáticos y cognitivos.  Entre ellos ansiedad, irritabilidad, depresión, apatía, fatiga física, cefaleas, síndrome colon irritable, falta de concentración, distracción etc.

Por extensión esto se comenzó a ver que estos complejos sintomáticos también aparecían en trabajadores de niveles medios para arriba, sometidos a fuertes presiones o exigencias laborales, acosos sexuales incluyendo climas laborales hostiles y desordenes organizacionales con altos niveles de conflictividad.

El abordaje de esta problemática en las personas requiere intervención profesional urgente ya que los síntomas que son propios de la situación pueden cristalizarse en enfermedades físicas y mentales de difícil retracción.

Como siempre, mejor prevenir que curar y no permitir que la situación se extienda en el tiempo

El coaching se puede utilizar para enfrentar, detener y revertir esta situación, por ello hemos desarrollado ESTRATEGIAS ESPECIFICAS PARA ESTAS SITUACIONES.

CONSULTENOS AQUI